Elegir idioma

Consejos para las inspecciones de extremos de ruedas previas a viajes para conductores

La Alianza para la Seguridad de Vehículos Comerciales (CVSA) realizó hace poco su International Roadcheck anual. Una inspección focalizada de 72 horas y un programa de cumplimiento cuyo objetivo es informar a la industria y al público en general sobre la importancia de las operaciones seguras de vehículos comerciales.

Este año, el enfoque del evento fue el extremo de rueda. Según la CVSA, las violaciones que involucran a componentes del extremo de rueda históricamente representan alrededor del 25% de las violaciones fuera de servicio del vehículo descubiertas durante el International Roadcheck. Los datos de International Roadcheck anteriores han clasificado consistentemente a los componentes de extremo de rueda entre las primeras 10 violaciones vehiculares.

Ahora el extremo de rueda es una prioridad para muchos conductores y flotas, gracias al Roadcheck de este año. Como uno de los sistemas más críticos y complejos del vehículo, el extremo de rueda puede ser intimidante, en especial para los conductores que quieren garantizar su seguridad y la seguridad de otras personas en la carretera.

Como Gerente de servicio nacional de ConMet, viajo a diferentes flotas y estaciones de mantenimiento de todo el país para informar y actualizar a los técnicos y conductores sobre los procedimientos para el extremo de rueda, las mejores prácticas y consejos de seguridad. Estos son algunos de mis consejos más destacados para conductores que van a inspeccionar el extremo de rueda en busca de posibles problemas antes de emprender cualquier viaje.

  1. Busque tornillos flojos, faltantes o dañados en los pernos del tapacubos y en los pernos de la rueda. Las estrías oxidadas o oscuras provenientes de los pernos de la rueda son signos de posibles tornillos flojos.
  2. Revise fugas de lubricante en el tapacubos, en la junta de la brida del eje motor y en el tapón de llenado de aceite. Reemplace cualquier componente dañado o con pérdidas.
  3. Revise la cantidad y el estado de lubricante en la dirección del eje y las mazas para remolque lubricadas con aceite. La mirilla en la dirección del eje y las mazas para remolque lubricadas con aceite deberían estar lo suficientemente limpias para poder inspeccionar visualmente el lubricante. Una apariencia lechosa es señal de una posible contaminación por humedad en el lubricante del extremo de rueda. En los extremos de rueda lubricados por aceite, use un imán para buscar partículas metálicas que puede haber en el lubricante.
  4. Inspeccione dentro del ensamblaje de la rueda y del freno en busca de signos de fugas en el sello de la rueda, incluido el lubricante en los componentes del freno o dentro de la rueda. Un sello húmedo y con fugas activas debería repararse antes de que el vehículo se ponga en funcionamiento para transitar el día.
  5. Busque tambores de freno o discos de freno de disco dañados o muy desgastados. Es fácil inspeccionar estos componentes mientras se revisa el extremo de rueda en busca de una posible fuga del líquido de freno.

Estas inspecciones visuales pueden revelar algunos de los problemas más críticos en el extremo de rueda. Si hay problemas en alguna de las inspecciones mencionadas anteriormente, estos problemas deben abordarse antes de colocar el vehículo nuevamente en servicio. Recuerde que los conductores siempre deben realizar una inspección completa del vehículo antes de cada viaje, y cumplir con los procedimientos de su compañía.

Nuestros cursos de capacitación en línea pueden enseñarle más sobre nuestros productos y cómo funcionan. Inscríbase aquí: https://conmet.myabsorb.com

VANCOUVER, WA | por Roger Maye, director de Servicios Técnicos